Formación · I+D+i · Consultoría
Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Todos los derechos reservados ©  Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Desarrollo Empresarial · Gestión Universitaria · Liderazgo Emprendedor
Artículos

Descargar / leer desde

¿DE QUÉ TRATA ESTE E-BOOK?
(INTRODUCCIÓN)


El caminar por la vida nos va permitiendo lograr alcanzar algunas de las metas, sueños y objetivos que nos hemos planteado, pero así como algunos son alcanzados otros sólo quedan como meras intenciones, esto a pesar del esfuerzo impreso en alcanzar lo que se quería.


Independientemente de alcanzar o no lo propuesto, el sólo hecho de intentarlo genera en nosotros cambios, a veces imperceptibles pero que con el tiempo se vuelven claros, visibles, palpables. Esos cambios tienen que ver con el conocimiento, las habilidades, las actitudes y los valores que vamos adquiriendo, reforzando.


Visto de esta forma luchar por conseguir lo que nos hemos propuesto, aunque no alcance lo que nos hemos establecido, permite conseguir otra meta, incluso más permanente: la de nuestra mejora como persona.


Ahora bien, ese avance como persona no sólo nos granjea ser más y mejor, sino que apareja responsabilidades, después de todo nada de lo que logremos podemos decir se consiguió sin nadie, directa o indirectamente, nos haya ayudado.


Pero dado que es complicado pagar, por así decirlo, a todos aquellos que de alguna forma nos han ayudado en nuestro andar, ese pago lo podemos hacer con quienes en su momento, como de igual forma nos pasó a nosotros, necesitan de nuestra ayuda, de nuestro consejo, de nuestra motivación.


Andar por la vida en ocasiones nos permite conseguir cosas, pero siempre nos permitirá llegar a ser más y mejores personas, ayudando de igual forma a los demás,  hasta alcanzar esa excelencia a la que estamos llamados.