Formación · I+D+i · Consultoría
Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Todos los derechos reservados ©  Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Desarrollo Empresarial · Gestión Universitaria · Liderazgo Emprendedor
Artículos

Descargar / leer desde

Video presentación libro

Fotos presentación libro

COMENTARIOS Y OPINIONES


El gran cuestionamiento nacional sobre la Educación Superior –si merece la calificación de superior—es contestado en el libro del doctor Roberto Celaya Figueroa, de acertado título Educación realmente superior.

La respuesta está repartida en capítulos breves, con exposiciones claras y fundamentadas, que no dejan al margen ningún tema importante: las aptitudes y la ética de los docentes, los derechos de los estudiantes, la evaluación y la autoevaluación, los deberes y la calidad del personal administrativo, el sindicalismo universitario, cómo decidir, en esta era de la información que abruma a la sociedad con un alud de conocimientos, qué enseñar... Este no es un enlistado total de los temas, sino sólo botones de muestra.

El doctor Celaya Figueroa es un distinguido maestro del Instituto Tecnológico de Sonora que se desenvuelve también en el sector público y en la empresa privada, siempre en actividades relacionadas con la Educación. Para describir su ideal de ciudadano educado comparte los luminosos conceptos de Erich Fromm; para proponer soluciones a problemas generados por la globalización y la modernidad, acude a expertos contemporáneos y también a sus experiencias personales, que evoca con señorío y equilibrado juicio.

Sostiene que la transparencia y su instrumento, el rendimiento de cuentas, deben iluminar hasta el último rincón de la actividad universitaria en beneficio de la sociedad, creadora y sostén de la Universidad. De aquí que critique a quienes recomiendan ocultar desaciertos internos de las instituciones en lugar de denunciarlos en los términos que señalan las normas y demandar, en su caso, la sanción prevista.

Entre los valiosos logros de este libro, me atraen dos de manera especial. Primero, que coloque en el centro de la misión educativa el modelo Relevancia-Coherencia-Pertinencia y, segundo, que marque límites al sindicalismo en las universidades.

Es imposible, bien se sabe, que un solo individuo posea todo el conocimiento ni siquiera en una sola materia, no sólo por la ingente masa de información que en cada área se genera, sino también por la velocidad con que la tecnología la hace circular. En consecuencia, ha de estudiarse cuál es la información en verdad relevante, si es coherente con las situaciones reales que se dan en la sociedad en la que ha de actuar el estudiante y si será pertinente su aplicación. Es obvio que el maestro no ha de ser sólo trasmisor de conocimientos sino también de actitudes.

En cuanto al sindicalismo, me interesa en vista de la afectación negativa en mi Alma Mater, la Universidad de Sonora, que vive en permanente zozobra ante las amenazas de paros y huelgas de sus dos sindicatos, y la constante exigencia de incrementos salariales y prestaciones. Siempre me ha parecido inexplicable que el Estado Mexicano se hubiera preocupado, al reglamentar el Artículo 123 de la Constitución, de poner a salvo su derecho de intervenir en los movimientos que afecten áreas estratégicas de la vida nacional, como las Comunicaciones, y que abandone la más importante de ellas, la Educación Superior, en manos de líderes y al vaivén de intereses económicos y políticos de grupo.

Los derechos de los trabajadores universitarios no se deben coartar pero sí salvaguardar los elevados fines de la institución. “La sociedad puede presionar, dice el autor, para que los sindicatos se mantengan en sus límites de luchas laborales sin excederse en sus pretensiones contractuales”. Que el ascenso y mejoramiento de los sindicalizados lo determinen las capacidades, no la negociación leguleya (yo agrego este adjetivo).

Seguramente, a partir de la presentación formal de este libro, conoceremos opiniones que determinen los caminos adecuados para aplicar las enseñanzas en él contenidas. Es urgente hacerlo.

.-Carlos Moncada Ochoa, escritor, primer lugar en el Concurso Nacional de Cuento (1971), Diploma especial en el concurso nacional del Club de Periodistas (1973), Premio del Congreso del Estado de Sonora por su trayectoria periodística (2001), y el Reconocimiento del Club Primera Plana, de México como decano del periodismo en Sonora (2006)

·

La educación en México -en todos sus niveles- se encuentra hoy en día , en el banquillo de los acusados. Organismos nacionales e internacionales, investigadores, escritores, políticos, profesores, alumnos, empresarios, padres de familias, coinciden en la advertencia que se ha venido subrayando durante los últimos tres años: la educación en México es un desastre, un escándalo; un fracaso, que nos aleja de manera continua de los países emergentes que han invertido con inteligencia, racionalidad y pragmatismo, nuevos paradigmas acordes a las complejidades de la Sociedad y Economía del Conocimiento. El Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet sintetizó en pocas palabras esta dolorosa realidad: "La educación es una fábrica de frustrados".

A esas voces se une con energía y contundencia el Dr. Roberto Celaya Figueroa, en su libro Educación REALMENTE Superior. El autor plantea en un conjunto de artículos-ensayos la diversidad de factores que integran el complejo andamiaje de un sistema de educación superior. Se apoya en voces de reconocidos académicos de campos diversos del saber y a la vez, aporta su propia visión y propuestas para salir de este círculo perverso, de esta "Torre de Babel" en que se han convertido las instituciones de educación superior.

Señala la existencia de funcionarios ineptos y sospechosos de corrupción ante la negativa a transparentar el origen y destino de los abundantes recursos financieros que manejan y que son fuente de suspicacia de la sociedad toda. Con claridad y energía el Dr. Celaya Figueroa expone no solo "el bajo nivel no solo ético y moral, sino también profesional que muestran nuestras universidades" y nos invita , a todos, a "hacer de la universidad un espacio de libertad, en la que sea -la universidad- "ejemplo de la sociedad que la misma pretende construir".

Seamos eco activo de la invitación urgente que nos formula el Dr. Roberto Celaya Figueroa, para que participemos en la (re) construcción de la universidad que nos exige la Sociedad y Economía del Conocimiento, para lograr SER y también TENER , que es camino irrenunciable para llegar, a largo plazo, a hacer realidad la anhelada justicia social.

Abrámonos al ágora, al debate. Sería una valiosa y necesaria contribución al fortalecimiento de nuestra democracia.

.-Mtro. Jorge Sáenz Félix. Estudios en Contaduría Publica, Dirección de Empresas (IPADE), Maestría en Desarrollo Organizacional y Doctorado en Educación Internacional. Se ha desempeñado como Rector de la Universidad Kino, Sub-Secretario de Coordinación y Política Educativa del Gobierno de Sonora, Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Actualmente es Consultor en Creación y Desarrollo de Proyectos Innovadores en la Sociedad y Economía del Conocimiento

·

Esta obra es un medio para generación de una reflexión profunda, una introspección que como docentes estamos obligados en todo momento. El Dr. Roberto Celaya aborda los paradigmas actuales de una manera pragmática de tal forma que permite el poder visualizar el rumbo que la Educación, en un mundo en constante evolución que como docentes nos absorbe.


A lo largo de su contenido se hace hincapié en las competencias desde su conceptualización citando como referencia a autores con expertis en este campo como una forma de adentrarse en los enfoques, siendo estos últimos, novedades que actualmente deben de regir los sistemas educativos. La educación basada en competencias, representa una oportunidad irrenunciable para que las instituciones adquieran un compromiso vigente en el ejercicio de su autonomía, orientando sus esfuerzos al desarrollo y adquisición competencial del estudiante, tal como lo expone el autor: “
Los nuevos paradigmas mundiales exigen la construcción de competencias como una nueva cultura académica, en la que se promueva un liderazgo congruente con la nueva sociedad”.


El texto resalta una serie de valores y la ética que en todo momento están implicados en una institución educativa, cuestiona desde la manera de pensar así como del proceder que pueden tener docentes y autoridades universitarias ante situaciones que les exige un desenvolvimiento intachable y que ponen a prueba su vocación. El Dr. Celaya aborda con tal pasión algunos preceptos que están estrechamente ligados a una educación para trascender tales como: el compromiso, la cordialidad, la inclusión y la rendición de cuentas que son atributos indudablemente inherentes a todo docente.


Las experiencias, reflexiones y comentarios que aporta el Dr. Roberto Celaya confieren a esta obra un atractivo especial en su enfoque desde la gestión hasta lo didáctico, desde lo cuestionable hasta lo humanamente posible, por lo que seguramente será un texto de referencia en la Educación Superior y sobre todo en todos aquellos profesionales de la Educación deseosos de hacer la diferencia en su praxis diaria.


Mtro. Joel Delfín Romero, Presidente de Liderazgo Educativo LEA A.C.,
Educación en Movimiento Programa Rector

Video entrevista

¿DE QUÉ TRATA ESTE E-BOOK?
(INTRODUCCIÓN)


El término superior, cuando hablamos precisamente de lo que se conoce como educación superior, debería hacernos reflexionar profundamente en cuanto a sus significados ya que el término no se acota ni circunscribe única y exclusivamente a los conocimientos que el futuro profesionista pudiera adquirir como parte de su tránsito por una universidad, si vemos los planes y programas de estudio de las universidades siempre nos habla, aparte de los conocimientos necesarios para ejercer una profesión, de habilidades, actitudes y valores, luego entonces el término superior aplica, señala y aspira a una forma de vida, a una filosofía, a un anhelo que impele a caminar hacia estadios de superación y excelencia.


Una educación superior será realmente superior cuando quienes participan en el proceso (académicos, administrativos y funcionarios) así como sus alumnos y egresados, muestren y demuestren con carácter, congruencia y decisión tanto personal, como profesional y social su trabajo constante por la transparencia, el consenso, la inclusión, el compromiso, la rendición de cuentas y la cordialidad. Para esto se requiere, primero creer firmemente que se puede construir entre todos una sociedad mejor, segundo tener el deseo de llevar ese sueño a cabo, y tercero luchar todos los días por hacerlo realidad.


Dado que lo anterior requiere de encauzar esa fuerza interna que nos puede motivar en nuestra lucha cotidiana para construir esa sociedad, y que ese encauzar implica presentar no solo críticas sino también propuestas, la presente obra recopila las principales colaboraciones publicadas en Percepción Magisterial entre 2011 y 2012, colaboraciones que versan sobre una gama de aspectos que tienen que ver con la vida institucional con un sentido pragmático tanto en su análisis como en sus planteamientos, con las cuales un servidor busca poner su granito de arena en la construcción de esa educación REALMENTE superior.