Formación · I+D+i · Consultoría
Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Todos los derechos reservados ©  Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.

Desarrollo Empresarial · Gestión Universitaria · Liderazgo Emprendedor
Artículos

Descargar / leer desde

¿DE QUÉ TRATA ESTE E-BOOK?
(INTRODUCCIÓN)


En este libro, se exponen algunas investigaciones, realizadas por estudiosos de los recientes fenómenos presentes en la región transpacífica. Cuando decimos recientes, no nos estamos refiriendo a lo que está aconteciendo en el último año o los últimos dos o tres años, no. Nos referimos a las grandes tendencias y aspectos torales que inciden en el devenir presente y futuro de ella.


En la región transpacífica, convergen tres continentes, América, Asia y Oceanía y más de sesenta países. Tanto los continentes como los países están en constante evolución y cambio, ya sea este, producto de la inercia de las cosas o de los nuevos fenómenos que se presentan. Por ejemplo, en el primer capítulo, se analizan las reformas económicas de China, tanto las de primera como de segunda generación, que pretenden hacer transitar a China a un mayor estadio de desarrollo, ya no solo en la escala nacional sino en la global.

Las reformas económicas de China, dada la relevancia que en la actualidad tiene este país en el mundo, tienen un especial significado, porque permiten ver el rumbo que tomará el país, para resolver sus asignaturas pendientes y para liderar sendos procesos de cambio económico internacional en las próximas décadas.


Después de tres décadas de reforma económica institucional gradual, China se enfrenta a la necesidad de adecuar sus arreglos institucionales, para hacer más eficiente su sistema económico, y social y transitar de manera segura a un nuevo estadio de desarrollo, en el que, la mayor parte de la población, pueda acceder a mejoras reales en sus estándares de vida. Esa es la finalidad principal de esas reformas, que enfrentarán la incógnita acerca de que si ya China está preparada para hacer más grueso, socialmente hablando, el proceso económico y de desarrollo.


En el segundo capítulo, se analiza uno de los temas de mayor trascendencia en la actualidad del orbe: el Cambio Climático y la generación de energía. Desde hace cuando menos cuarenta años, la comunidad internacional está reuniéndose para intentar dar una respuesta global o más que global, internacional, a los problemas que le genera al medio ambiente natural el sistema de producción actual, debido al uso ineficiente de los recursos, con técnicas y tecnologías, que no han puesto la suficiente atención en el cuidado del medio ambiente.


El crecimiento económico, obviamente que está relacionado con la transformación de la naturaleza que realizan las miles y millones de fábricas, empresas y/o negocios del mundo, para elaborar los bienes y servicios que requiere la población mundial y nacional, para su subsistencia. En el capítulo, se analiza la relación intrínseca que existe entre la producción y la energía. Se destaca el hecho que, a escala internacional y nacional, cada vez es mayor el uso y desperdicio de recursos, lo que dio lugar a la aparición de grandes contaminantes como lo son los llamados Gases de Efecto Invernadero (GEI) que están presentes en prácticamente todos los países.


El artículo analiza el crecimiento de estos gases y su relación con el Cambio Climático así como la posición que han asumido tanto México como China, para ir sustituyendo la energía tradicional o fósil por la alternativa. Se concluye que, aunque el uso de las energías alternativas, no obstante de que lleva algunas décadas de desarrollarse, aún se encuentran lejos de predominar en su uso para transformación de la naturaleza y lo que se observa es que, el mundo y México y China, aún siguen apostando por las fuentes tradicionales, más que por las renovables, que son más amigables con el medio ambiente.

En el capítulo tercero, se analiza el proceso de integración transpacífico y la inserción de México en este. En el escrito, se pone de manifiesto el hecho de que, hasta ahora, los resultados alcanzados por México derivado de su participación en más de 12 acuerdos de libre comercio, de asociación estratégica y de asociación económica, empezando por el Acuerdo de Libre Comercio de 1994, han estado lejos de generar el bienestar, empleo e ingresos que se prometió a la población. Más aún, y no obstante de que dentro de algunos de estos acuerdos de libre comercio se han tenido algunos con países de América Latina y el Caribe, de manera general, no se han cumplido ni presentado las bondades.


México, es más bien visto como un país, que, pensó que la sola firma de acuerdos de libre comercio o de las otras denominaciones, iba a ser suficiente para transitar a un mejor estadio de desarrollo. Nada más equivocado que ello. En el artículo se da cuenta de los resultados globales y algunos particulares que ha tenido en específico con países de Asia. El signo común del saldo, ha sido perjudicial para México, más que beneficiarle para seguir adelante en estos esfuerzos.

A priori, si es que llegara a culminarse finalmente el proceso de creación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP) este augura una acentuación de la dependencia de México y de la profundización de los desequilibrios comerciales. A menos, claro está, que México cuente ya con una estrategia y acciones claras, que le permitan, provechar su experiencia, libre cambista, en sus transacciones comerciales bilaterales y multilaterales.


Finalmente, en el cuarto capítulo, se analiza la economía verde en Corea del Sur, la cual está vinculada, de alguna manera, con el capítulo dos. Corea del Sur, desde que inició su vida soberana en la década de los años cincuenta del siglo XX, se ha preocupado por qué su producción de bienes y servicios, sea lo más amigable con la naturaleza. Obviamente, esta aspiración ha sido perenne, pero en pocas etapas o años, la ha alcanzado.

Corea del Sur, desde la década pasada, se ha comprometido en alcanzar un crecimiento verde, es decir, bajo en emisiones de bióxido de carbono (CO2). Para, desde Corea, contribuir a reducir las emisiones de GEI en el mundo. Su estrategia, va apuntalada por el rol que juega el gobierno y las grandes corporaciones, pero también la sociedad. En este sentido, el conjunto de acciones implementadas en los últimos cinco años, da muestra de la seriedad con la que se está asumiendo la participación activa coreana, en la búsqueda de un crecimiento económico sustentable y de largo plazo.

Video presentación libro

Fotos presentación libro